viernes, 21 de diciembre de 2012

Nochebuena / Nochevieja





Habitualmente suelo colgar recetas una vez que las he hecho, procurando hacer hincapié en corregir los errores que cometo al cocinar, pero en esta ocasión y por aquello de las fechas que se avecinan, voy a poner la receta que tengo en mente hacer para estos días por si alguien aún lo anda pensando y se quiere animar.

La idea es hacer unas carrilleras (o carrilladas) de ternera, que nunca las he hecho, pero después de mirar mil recetas en Internet, no veo demasiada dificultad.

Quiero hacerlas en plan “Milhojas de carrillera” que suena pomposo J, de modo que habrá que hacer la carne, lonchearla horizontalmente e ir poniendo capas de carne alternadas con otros productos. He pensado hacerle solo dos cortes horizontales y meterle en uno un medallón de queso de rulo de cabra y en el otro una loncha pequeñita de panceta finita pasada por la plancha y, una vez montado el plato regarlo por encima con una reducción de Oporto, que a la ternera le va muy bien.

Pues bien, lo primero que haré será cocinar la carne. Lo haré en el horno, salpimentándolas, untándolas con un poco de aceite y poniendo el horno a 180º durante 40 minutos (la idea es que queden rositas por dentro ya que como hasta que cenemos se enfriarán, habrá que darles un golpe de microondas y se acabarán de hacer).

Colocamos las piezas de carne en la rejilla a media altura y una fuente debajo para recoger los jugos que suelte, que luego nos vendrán muy bien para añadírselos a la salsa durante su preparación.

La panceta, si la hacemos antes, al calentarla en el “micro” se queda resequilla, por lo que tendremos que hacerla en el momento de montar el plato.

El rulo de cabra, lo suyo es comprar un rulo de los grandes, no de los pequeñitos, para que no quede ridículo dentro de la carrillera, sino que asomen lo bordes. Esto sí podemos dejar las lonchas preparadas. El grosor va en gustos, pero tened cuidado al partirlo que se rompe. Aconsejo un cuchillo jamonero (que son más finitos) mojado en agua caliente para que no se pegue el queso a él y limpiarlo y volver a mojarlo para cada corte.

Para la salsa utilizaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 botella de vino de Oporto
  • Dos o tres chalotas o cebollitas pequeñas
  • Un poco de caldo (caldo de carne mejor que de pollo) (de pescado NO!!!!! J)
  • Un poco de Maicena
  • Los jugos de las carrilleras.

Pondremos a pochar las chalotas picadas muy finas en una cacerola con un poco de aceite y un poco de sal; cuando estén, añadiremos el vino, el caldo (la mitad que de vino más o menos) con un poco de maicena disuelta en él y el jugo de las carrilleras. Dejamos cocer, removiendo de vez en cuando hasta que espese y rectificamos de sal.

Para montar el plato (una vez cortadas las carrilleras con dos cortes horizontales; dejando la base, la loncha de carne del medio y la “tapa” de arriba), las vamos calentando en el “micro” y vamos poniendo la base, luego la panceta pasada a la plancha en el momento, la loncha de carne intermedia, el rulo de cabra y la loncha superior de carne. Regamos esa exquisitez con la salsa y la adornamos con una ramita de romero (para dar caché a la cuestión J).

Bueno, pues esta es la idea, a ver si alguien se anima también y comenta la experiencia. Yo cuando lo haga editaré esta entrada para comentarla y pondré alguna fotillo.

PD: Yo lo haré en Nochevieja.

2 comentarios:

ANRAFERA dijo...

...que os aproveche Paco! Me encanta esta carrillada, ya me dirás que tal te ha ido. Un saludo.
Ramón.

Paco Anegas dijo...

Otra opción bastante interesante y que se puede hacer con tiempo es sustituir la panceta o el queso por pimientos de puquillo confitados. Aquilo explicaperfecto para confitarlos : http://www.gastronomiaycia.com/2010/06/30/pimientos-del-piquillo-confitados/ (el "liquido de gobierno" es el caldito en el que vienen los pimientos) ;-)